4 horas en un hotel

serían aproximadamente las 18:30 cuando llegué al hotel. en plena playa de valencia, un hotel de 5 estrellas, que, majestuoso, se alzaba sobre el mar. tras hacer el check-in, me dirigí a mi habitación, una de esas caras, con jacuzzi y terraza con piscina. de las que incluyen copas y champagne. todo esto, porque esta noche, iba a follar.

semanas antes, habia conocido por Kik a una joven simpatica valenciana, que me habia resultado morbosa. la conversacion habia derivado hasta aquella tarde, cuando ambos habiamos acordado quedar en mi hotel junto con una amiga suya. ya en las fotos de la red social me habia parecido atractiva y hermosa, por lo que procedí con mi ritual. de forma habitual, llevo pequeñas camaras espia en un compartimento de mi maleta, las cuales, procedí a colocar en mi habitación, vigilando poder captar las imagenes desde distintos angulos. así mismo, tambien las coloqué alrededor de la piscina y la terraza. tras esto me dí una ducha y me rasuré bien el cuerpo y el aparato, para finalmente, cenar.

apenas pasadas las 22:00, desde recepción me llamaron para avisarme de que dos jovenes preguntaban por mi habitacion. deseoso del placer que me esperaba, di instrucciones de que las dejaran subir. tres minutos mas tarde llamaban a mi puerta. al abrir, se me mostrarón dos bellezas mediterraneas. la primera blanca de piel, con cara angulada y boca pequeña, ojos verdes y pelo castaño. un cuerpo delgado y con algo de pecho. su mirada desprendia fuego. la segunda era rubia, con los ojos azules, una sonrisa picara y un cuerpo algo mas nutrido, con unos buenos pechos naturales. me quedé boquiabierto mirando a ambas. fue cuando las dos procedieron a besarme y acceder a la habitación.

se quitaron las gabardinas, dejandome ver sus perfectas figuras embutidas en elegantes vestidos cortos. amablemente les saqué una bandeja donde tenían dos copas de champagne y un sobre con sus honorarios (400€). tras esto les ofrecí un baño en el jacuzzi, al cual acudieron en ropa interior mientras yo me metía desnudo y revelando una fuerte erección.

sus sedosas piernas rodearon mi cuerpo y empezaron a jugar bajo el agua con mi pene. sus dedos tocaban mis testiculos y sus pies masturbaban mi pene. mientras yo relajaba la cabeza y las veía ahí, sentadas como dos diosas, copa en mano y mirada de vicio. fue entonces, cuando la primera, saco sus pies del agua y se desnudó delante de mí. la otra, tomo el protagonismo de mi cuerpo, poniendome la cabeza entre sus piernas y masturbandome con los pies mientras jugaba con mi cabello. bajando la cabeza hasta mi lado me susurró:

– ¿te gusta Bea?

solamente pude gemir mientras ella me mordía la oreja… la carga erótica era tan fuerte que notaba que me iba a correr en cualquier momento, no iba a ser capaz de resistirme. entonces, Bea paró y dijo:

-Mírale Raquel, está apunto de eyacular… no queremos eso… vamos a refrescarlo…



desnudo, me sacaron a la terraza y me tiraron a la piscina… entonces presencié los maravillosos cuerpos que me aguardaban. beatriz, como me imaginaba tenia un vientre plano, el coñito totalmente rasurado y unas tetas leves y ligeramente curvadas. parecía una modelo… sus pezones, apenas ocupaban la punta que tenían y su culo era tonificado, sobre el cual bajaban unas largas piernas blancas como la leche.  raquel, por su parte tenía un vientre tonificado y unas promienentes curvas. pechos de tamaño medio, naturales por su forma de caer, con unos finos pezones rosados que incitaban a ser chupados… mi debilidad por su redondeado culo y su ligeramente peluda vagina eran evidentes.

tras iluminar mi vista, ambas saltaron a la piscina y comenzaron a besarme y rozarme… mientras bea me comia la boca, raquel la oreja. mientras bea me clavaba sus pezones en el pecho, raquel a la espalda, mientras bea me acariciaba mi erecto pene, raquel jugaba con mi culo, dibujado circulos con su dedo alrededor de mi ano. bea entonces se sumergió y un agradable calor se apropió de mi pene. me la estaban comiendo. notaba su lengua jugar con mi glande, el oxigeno que perdia bea al soplar mi polla, la humedad de su boca, sus labios acariciando mi prepucio… y mientras raquel, habia penetrado mi ano y jugaba a dilatarlo, intentando meter el segundo dedo. de repente, la cabeza de bea asomo del agua y me besó, metiendo su lengua hasta mi garganta, a la par que con su mano guiaba mi pene hacia su vagina… esta era caliente y estrecha y me estremecía según notaba sus paredes abrirse a mi paso. así mismo, mientras mantenía este ritmo frenetico, raquel intentaba buscar mi punto p, complicandome la dura tarea de no correrme. finalmente, en una embestida brutal, raquel toco el boton de oro y, con una fanfarria celestial vacié todo mi ser en la vagina de bea, haciendola gritar de placer en el momento y dejandome yo el alma en el proceso.

cuando abrí los ojos ambas me miraban con desaprobación… agarrandome de los brazos me sacaron de la piscina y me arrastraron hasta una tumbona, donde, primero bea y luego raquel, soltaron sus meadas sobre mi boca. denso pis amarillento y de sabor amargo, similar a la cerveza, inundo primero mi cara, luego mi boca y luego mi cuerpo hasta bajar al pene. la sensación era increible… cuando raquel estaba soltandome las ultimas gotas de su nectar, bea aparecio con un collar y arrastras me llevo a la habitacion donde me puso a cuatro sobre la cama…sin verlo yo, raquel se puso un arnés y comenzo a follar mi culo. mi sucio culo. mientras, bea se tumbo delante de mi, forzandome a comerle su coño, manjar de dioses cuyo jugo orinal aun dejaba olores y sabores.

la magia de raquel hizo que poco a poco, mi pene recuperase la vida que habia perdido, favoreciendo que pudiera volver a penetrar. de esta forma, ambas se cambiaron de lugar, formando los tres un trenecito en el que yo penetraba el ano de raquel y jugaba con sus tetas, mientras bea me abría el culito y jugaba con mis pelotas. me encontraba al limite de mis fuerzas cuando noté la nueva ola de esperma acercarse a la salida, llenando el culo de raquel de mi leche blanca, la cual bea, agarrandome del cuello, me hizo catar y saborear.

me ardía el culo y tenía la boca reseca, pero el efecto de ver a semejantes mujeres en acción me resultaba superior. cansado, me senté en un sofá a verlas jugar, acariciarse los pechos, besarse con lengua, succionar sus pezones, frotar sus vaginas, agujerearse los anos… mi excitación iba creciendo hasta el limite. de esta forma, mi pene no tardo en recuperarse para luchar un tercer asalto. esta vez en la cama, con las dos a cuatro patas al principio, follando a bea mientras pajeaba a raquel. cuatro enormes nalgas que golpear a mi placer mientras dos de ellas temblaban de placer. proseguí permitiendo a raquel montarme cual amazona, pues mi placer radicaba en ver sus hermosos pechos botar sobre mi, a la par que sus muslos presionaban mi trabajado miembro. finalmente, ambas se me abrieron al misionero, alternando la postura entre mbas hasta darme por satisfecho, lo que tardó varios minutos.

ya notando de nuevo la capacidad de eyacular, sugerí que ambas me comiesen la polla hasta correr. así lo hicieron, con bocas humedas y calientes, trabajando distintos ambitos de mi anatomía sexual. finalmente, armado de fuerza, saque mi pene de sus bocas y eyaculé mis ultimos espermatozoides sobre sus caras. aquella mirada de vicio se quedo grabada en mi mente hasta el dia de mi muerte.

tras aquel ultimo polvo, se vistieron y se fueron, pues ya habian pasado las 4 horas firmadas por ambas partes, sin embargo, no olvidaría yo nunca esa noche, pues habia conocido el placer mas vasto y sumo del mundo. dos jovenes cuyo contacto habría de guardar para mi vida

Pollonix13

Entradas relacionadas

Deja tu comentario